DESPIDO IMPROCEDENTE. TRABAJADORA QUE SE RETRACTA DE SU DIMISION ANTES DEL PLAZO DE PREAVISO.

La Sentencia del  Juzgado de lo Social nº 1 de Toledo de fecha 22 de enero 20,18 declara improcedente dicho despido.

La trabajadora comunica su decisión de dimitir de su puesto de trabajo; y antes de que transcurra el plazo de preaviso, se retracta de dicha decisión comunicándoselo ala empresa fehacientemente mediante correo electrónico, burofax y telegrama

El Juzgado de lo Social nº 1 de Toledo recuerda en su fallo que, aunque la jurisprudencia y doctrina tradicional venían sosteniendo que el trabajador que comunica su dimisión no puede retractarse (TS 26-2-90), considera que actualmente esta doctrina ha sido matizada y flexibilizada, en el sentido de que sí es posible admitir la validez y eficacia de la retractación del trabajador cuando se produce durante el período de preaviso, ya que todavía no se ha extinguido la relación laboral (TS 28-10-14), siempre que el empresario no haya contratado todavía a otra persona para ocupar el puesto.

La Sentencia del  Juzgado de lo social de Toledo, destaca el  “principio de buena fe” en las relaciones laborales, siempre y cuando -matiza la sentencia- la retractación no provoque perjuicios para la otra parte contractual.

Por lo tanto, hasta la fecha en que se produzca el efecto extintivo, la trabajadora tiene derecho a reconsiderar su decisión y la negativa empresarial a admitir la retractación implica un despido que se ha de calificar improcedente.