Despido nulo por participación en una huelga

Es nulo el despido de un trabajador en represalia por participar en una huelga que había sido declarada ilegal por la Audiencia Nacional, y cuyo pronunciamiento fue revocado por Sentencia del Tribunal Supremo. (TS 30/03/2016, en unificación de doctrina).

Un miembro del comité de huelga de una empresa es despedido por su participación en un huelga que había sido declarada ilegal  por la Audiencia Nacional. Este pronunciamiento fue revocado por sentencia del Tribunal Supremo, por considerarse que su finalidad no era estrictamente novatoria e iba referida a diversas reclamaciones relativas al mantenimiento de los puestos de trabajo, condiciones laborales y retribuciones.

Una tutela efectiva del derecho de huelga resulta incompatible con la tolerancia de una actuación empresarial dirigida a sancionar directa o indirectamente su legítimo ejercicio, pues el ejercicio de un derecho constitucional no puede ser nunca objeto de sanción, por lo que toda decisión de tal naturaleza ha de ser igualmente declarada discriminatoria y radicalmente nula.

Pues bien, dado que el trabajador fue despedido por haber participado en la convocatoria y en el comité de una «huelga legal», no resta sino considerar nulo el despido   que se produzca con violación de derechos fundamentales del trabajador (ET art.55.5 ). El restablecimiento de la normalidad jurídica frente a tal vulneración de un derecho fundamental no puede hacerse sino declarando la nulidad de la decisión extintiva y condenando a la inmediata readmisión en los términos legales, con derecho a la indemnización por daño moral.

Estas consecuencias jurídicas tan obvias justifican -por economía procesal y por no generar indefensión a las partes- que se prescinda de la solución adoptada por esta misma Sala del TS en otros supuestos, de anular actuaciones para que el Tribunal de origen diese respuesta a la cuestión de fondo, precisamente a la vista de las variaciones fácticas que en su caso comportaban la documental incorporada (LRJS art.233), y que muy al contrario se resuelva ahora de manera directa el objeto de debate, habida cuenta de que en el presente supuesto esta novedosa aportación se traduce en la decisiva consideración de que la huelga en la que había participado el trabajador como convocante y miembro de su comité, y por la que precisamente había sido despedido, se ajustaba a las previsiones legales y ostentaba plena cualidad de «legal».